Otra vez, en más de 4 años, Carreras López pide no especular sobre la violencia en SLP; “dejar que la Fiscalía trabaje”

Desde la noche de ayer, momento en que se dio a conocer la muerte de Aurelio Gancedo Rodríguez, bajo circunstancias poco claras, una diversidad de representantes políticos y actores de la sociedad potosina mostraron su consternación por tan violento hecho.

Uno de ellos debía ser el Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López, quien a través de solo 3 líneas, en un comunicado de prensa, dijo que confía que la Fiscalía General del Estado esclarezca el crimen y dio sus condolencias a la familia del occiso. ¡Increíble, pero cierto! 

Esta mañana, las primeras declaraciones del mandatario estatal, al respecto fueron: “La Fiscalía General del Estado está trabajando muy intensamente, para el esclarecimiento de este lamentable suceso”, además de volver a decir que confía en que habrá resultados pronto, pues no desea “especular”. 

Enseguida, la definición de <especular>: 1.- Hacer conjeturas sobre algo sin conocimiento suficiente o 2.- Reflexionar en un plano exclusivamente teórico. 

No quiere especular de este, ni de aquél, ni de ningún tema que representa una crisis para su administración o sus secretarios de gobierno, por dos razones: o no conoce bien como es que suceden las cosas y sus súbditos no le informan con precisión lo que necesita saber o, sabiendo las causas y circunstancias que encierran momentos de riesgo, no le conviene decir la verdad, porque sabe que eso no le ayuda a la gastada imagen que ya tiene.

Es decir, Carreras López lleva en el cargo como Gobernador de San Luis Potosí, 4.3 años; 52 meses; 1, 580 días; 225.7 semanas y 37, 920 horas, bajo la misma expresión cuando ocurre una desgracia en el sistema político-social: “no quiero especular”. 

Ya es momento de que Carreras López se amarre los pantalones y haga las modificaciones que, bien sabe, se requieren para terminar con el ambiente de miedo y violencia que respiran los potosinos todos los días.

Recién, el Secretariado Nacional de Seguridad Pública (SNSP) dio a conocer las cifras que quitan a San Luis Potosí aires de inversión y de grandes proyectos de infraestructura: los de la inseguridad. Pues son estos datos los que el Gobierno del Estado parece no ver, donde se señala que desde el 2015, año en que tomó las riendas de la gubernatura, hasta el 2019, los delitos totales se han incrementado en un 144.1 por cierto; los robos totales aumentaron un 173.4 por ciento, los robos a casa-habitación un 37.7 por ciento o los robos de vehículos, hasta un ¡352.8 por ciento!. ¿De qué manera se le puede hacer ver esta información al Gobernador Juan Manuel Carreras López?, ¿llevándosela impresa y en su escritorio?, talvez.

Finalmente, sobre el mismo cuestionamiento hecho al Fiscal, Garza Herrera, sobre si Pineda Arteaga seguirá al frente de la seguridad pública del Estado, cerró la entrevista con un “ese es otro tema”, aunque no es otro tema, porque es primordial y es clave su estancia, en la inseguridad que se vive en la entidad.