Listos para proteger a los potosinos: Luis y Nallely, egresados de la 1era generación de la Guardia Civil Estatal

Orgullosos de contar con un gran guía, como lo es el General Guzmar Ángel González Castillo al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado, a quien consideran un ejemplo a seguir, Nallely y Luis Fernando, primeros lugares en aprovechamiento y armamento y tiro durante su formación policial en la Academia Estatal de Seguridad; con gran espíritu de pertenencia y vocación de servicio son ya dos de las y los 316 nuevos agentes de la Guardia Civil del Estado (GCE).

Al integrarse a la fuerza operativa estatal, con firmeza dijeron que con gran orgullo dan inicio a una nueva etapa de sus vidas, “agradecemos primero al Gobernador Ricardo Gallardo Cardona por su lucha para que la GCE fuera una realidad y con ello dar a la población mayor seguridad, y a nosotros, la oportunidad de servir no sólo a nuestro Estado sino también al país”.

Ambos y destacados jóvenes aseguraron que ser parte del proyecto de una nueva fuerza de seguridad los convierte en hombres y mujeres con valor y con una instrucción que los fortalece para cumplir con su deber. “Enorgulleciéndonos por ser usted un gran guía de la institución y un gran ejemplo a seguir, de disciplina, preparación y de lealtad al uniforme que hoy portamos, pero sobre todo al pueblo de San Luis Potosí”, externaron al General González Castillo.

Alba Nallely Maldonado Trejo, oriunda de Ciudad Valles, dijo que siempre quiso pertenecer a una institución de seguridad pública, por lo que al ver la convocatoria para ingresar a la GCE decidió participar en el proceso de selección donde para su fortuna y mayor felicidad, logró formar parte del grupo que pasaría a ser la primera generación de este nuevo cuerpo de seguridad.

“Aquí estoy, ha llegado a hora de brindar al estado, seguridad, confianza y paz”.

Conscientes de los riesgos de ser parte de algún cuerpo de seguridad, Nallely y Luis Fernando, se dicen confiados en sus capacidades y en el adiestramiento que recibieron en la Academia para hacer frente a la delincuencia, pero, sobre todo, para recuperar la confianza de la población en sus fuerzas de seguridad.

Con solo 21 años de edad, Luis Fernando Cisneros Hernández, originario de esta capital potosina, comenta que desde pequeño quiso estar dentro de las fuerzas de seguridad, y en la Guardia Civil Estatal vio además de la oportunidad de cumplir su sueño, también la de la sociedad potosina de contar con hombres y mujeres con una verdadera vocación de servicio, leales y sobre todo con profundo amor a su gente, a su estado y a su país.

“No me da miedo porque tenemos una gran preparación por parte de la Academia, para salir a la calle nos sentimos perfectamente bien capacitados y capaces de enfrentar a la delincuencia allá afuera, pero no solo eso, sino también para retomar la confianza de la gente, este nuevo proyecto de la Guardia Civil viene a reforzar la confianza de la gente para que tengan la certeza de que somos elementos confiables con nuevas directrices y nuevas metas”.

Nallely y Luis Fernando coincidieron también en que estar en la Academia es una hermandad que comparte el mismo sueño, “y las mismas metas de servir y proteger a nuestra gente, a nuestro estado apegados en torno al adiestramiento y enseñanzas, y actuando con responsabilidad y compromiso”.

Notas del mes