Ana Gisela, madre y policía de la Guardia Civil Estatal valerosa

Las mujeres que integran las filas de la Guardia Civil Estatal, también son ejemplo de vida para la sociedad, forjando su camino decididamente y sin miedo a las adversidades; es el caso de Ana Gisela Puente, quien inicialmente se abrió paso como policía Municipal y posteriormente en el ámbito Estatal, mostrándole a sus hijos el ejemplo de la perseverancia y la pasión con la que deben guiarse diariamente.

En Soledad de Graciano Sánchez, Ana Gisela se graduó con honores por la entrega que puso en su preparación, aunque el camino no fue fácil en un inicio, ya que sus hijos no estaban de acuerdo en ver a su mamá portar un uniforme, por los riesgos que ello conlleva y el miedo de no saber qué podría esperarle en un entorno desconocido.

“La primera vez que me vieron uniformada fue en mi graduación y les dio mucho gusto”, recuerda. Aún con las dificultades, comenta que en el andar policial su esposo y familia han sido apoyo fundamental en todo momento, al ver que logra sus objetivos profesionales y, aunque en un inicio su hija mayor le comentó el deseo de unirse a las filas de la policía, considera que aún no está segura de que tome esa decisión, no obstante, señala que los apoyaría en caso de que sus hijos decidieran seguir su camino, con buenos consejos y que estudien mucho para entender cómo sobrellevar las cosas y tener la disciplina de hacer bien su trabajo.

En alguna ocasión, Tamazunchale fue su segundo hogar por cuestiones laborales: un duro golpe a la familia, ya que no se habían separado por un periodo largo más que por los horarios que cubría su mamá, sin dudarlo decidió luchar por conseguir un espacio para que su familia viajara con ella y tenerlos cerca, aún con el fuerte cambio que se venía, tanto ella como su esposo sabían que era lo más adecuado en ese momento, logrando superar las adversidades que se les presentaban.

Guiada por la disciplina en cada paso que da, Gisela comparte que fue el segundo lugar de aprovechamiento de su generación en la Academia Estatal de Policía y que es una muestra de enseñarles a sus hijos que “si vamos a hacer algo, vamos a hacerlo bien”, señaló.

Hoy, como integrante de la Guardia Civil Estatal, está contenta y emocionada por permanecer firme en sus ideales y ser parte del proyecto de seguridad pública para el bienestar de las y los potosinos, con acciones y una nueva visión institucional que marca este Gobierno del Cambio. Hoy, celebra un año más el día 10 de mayo, una fecha que representa para ella un compromiso y una responsabilidad íntegra y de gran valor en su hogar y en las calles.

Notas del mes