A un año de la tragedia en Zona de Transferencia, Fiscalía confirma que menor se suicidó

Luego de un año, pues el pasado 11 de marzo se dio el hecho, el caso de la jovencita encontrada suspendida de un mecate en los barandales de la Zona de Transferencia, en la calle Chicosein, a un costado de la Alameda Juan Sarabia; la Fiscalía General del Estado, resolvió el caso y aseguró que no hubo participación de terceros o indicios de que alguien le haya quitado la vida a la menor.

Loa anterior lo aseguró el Vicefiscal Aarón Edmundo Castro Sánchez, además agregó que “en esa investigación, desde un principio tuvimos indicios de que no había la intervención de terceros en el fallecimiento de la menor, esto de acuerdo a los datos que los Peritos de la Dirección de Servicios Periciales nos señalaron y de un video que analizó la Policía Investigadora”, puntualizó.

No obstante a los primeros indicios, la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí (FGESLP) realizó todos los dictámenes periciales, entrevistas, la localización de las personas que convivieron con la occisa, así como el análisis de videos cercanos a la zona.

Además, en colaboración con expertos en la materia, fue realizada una autopsia psicológica, con la que se pudo reconstruir el perfil psicológico y determinar su entorno.

Gracias a los resultados obtenidos en dicha investigación, desde finales del mes de enero de este 2019, el Ministerio Público de la Unidad de Homicidios y Feminicidios se pronunció sobre la resolución del tema, informando que no hay indicios que hagan suponer que alguien hubiera privado de la vida a la joven.

Castro Sánchez dijo que dicha resolución fue notificada a la familia de la jovencita, a través de los asesores victímales y no fue impugnada, por lo que el asunto ya fue concluido por la Fiscalía, al no haber delito qué perseguir.