En Tijuana, el Honk Kong opera 24 horas al día, un table dance para estadounidenses

Desde la semana pasada, antros y table dance de Tijuana, volvieron a abrir sus puertas, luego de permanecer cerrados por la pandemia COVID-19.

Un grupo de antros y centros nocturnos de entretenimiento para adultos, al que llegan cientos de estadounidenses que cruzan la Garita de Jalisco y llegan a la calle Revolución, se vuelve un mundo de perversión y prostitución, las 24 horas del día.

Uno de los table dance más conocidos, el Honk Kong, abre sus instalaciones a hombres en tres pisos y tres escenarios, sin sana distancia y sin medidas preventivas de Sanidad.

En uno de los pisos, hay un jacuzzi, en el cual las mujeres se desnudan y bailan en las mesas con los varones.

Todas las mujeres que se prostituyen, son originarias de Sinaloa, Sonora y Jalisco, cobran 100 dolares por compañía de media hora. Si el cliente quiere una habitación especial, para servicios sexuales, tiene que pagar entre 15 y 40 dólares extras.

Los clientes no llegan solos, un auto cadillac los traslada desde la frontera con EU hasta la calle Revolución.

En la zona, se asegura que el Hong Kong es propiedad de la familia Brisuela, quienes también son dueñoa de otroa tres antros y dos hoteles, en la misma calle.

El Honk Kong es un lugar que funciona sin restricciones, sin límites y como si no acabaran jamás los días, opera bajo el conocimiento de las autoridades y viola reglamentos y disposiciones legales.