Soledad de Graciano Sánchez y su grandeza histórica y cultural; ¡conócela!

Actualmente el municipio de Soledad tiene una población de 332 mil 072 habitantes y la zona metropolitana de Soledad 310 mil 192 habitantes, según el último censo del 2020.

El municipio se encuentra integrado por 74 localidades, donde la mayor concentración de población se localiza en Soledad de Graciano Sánchez cabecera municipal y en las localidades de Rancho Nuevo, Enrique Estrada, Cándido Navarro, La Tinaja, Los Gómez, Palma de la Cruz y El Zapote con más de 500 habitantes.

En los últimos años se ha dado impulso a los sitios turísticos de la región entre los que destacan la ex Hacienda Pozo de Luna, ex Hacienda la Tinaja, Santa Ana y Laguna Seca, el paraje natural la Joya Honda, y la Vinícola Pozo de Luna, dichos sitios son todavía desconocidos entre gran parte de la población puesto que no se localizan cerca del centro de la ciudad.

No obstante la plaza principal o jardín Hidalgo en la Cabecera Municipal de Soledad es el sitio más emblemático del municipio, pues se ubica junto a la presidencia municipal, y cada uno ha tenido cambios con el paso de los años.

De acuerdo al Cronista Municipal Amado Juan Sánchez Cabrera, la plaza principal ha tenido varias remodelaciones, una en 1982, y la última en 1997, actualmente en esta se observaron algunas estatuas que instalaron como la de Miguel Hidalgo y Costilla, el monumento a la enchilada que este año fue víctima de la delincuencia y hace poco más del mes, la recién inaugurada escultura de Eulalio Cervantes «Sax» quién fue integrante del grupo musical la Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio. Aunado a que en el 2019 fueron remodeladas las letras monumentales, uno de los atractivos en los que los turistas o gente foránea acostumbran fotografiarse.

En el año de 1889 se construyó parte del palacio municipal, en ese entonces cuando era alcalde Ponciano Meza, más tarde se remodeló con cantera en 1978 y fue ampliado en el año 2011.
Mientras que el actual auditorio originalmente era un corral, y un tiempo rastro, su construcción se llevó a cabo en 1982, explicó.

Otro de los inmuebles históricos religiosos del municipio, es el templo parroquial. Fueron los vecinos Pablo Ignacio Anguiano y Martín Herrera quienes tuvieron la iniciativa de comenzar la fábrica del templo de Nuestra Señora de la Soledad, el 2 de julio de 1812, bajo la dirección de los Presbíteros Juan Francisco Aguilar y Joaquín Zárate, quedando concluida en su tiempo la bóveda del coro y las paredes, a la altura de 9 varas.

La obra del templo de Soledad fue suspendida a causa de la guerra de Independencia, hasta que en 1819 llegó de vicario el Presbítero Ollaca y prosiguió de nuevo la obra, concluyendo en su tiempo las paredes, los cuatro arcos de la nave, algunos contraarcos y parte de la torre, hasta quedar cerrados los arcos del campanario. Correspondió a Don Pedro Barajas, primer obispo de San Luis Potosí, hacer la bendición y dedicación del templo, el domingo 6 de abril de 1856, dedicándolo a Nuestra Señora de la Soledad.

En el municipio se realizan dos fiestas religiosas la primera por el mes de semana santa en Honor al Señor del Refugio, y el 15 de septiembre la fiesta patronal de la Virgen de la Soledad donde se realizan peregrinaciones, quema de pólvora entre más actividades con motivo de esta fecha por parte de los feligreses.

Otro aspecto a destacar es el reloj de sol de esta iglesia, en este están labrados los números, la cara del lado sur, sirve en otoño e invierno, mientras que la del lado norte se utiliza en las estaciones de primavera y verano.

Data de la época de construcción del templo, de alrededor de 1850, es el mejor colocado y más exacto de todo México, destacó el cronista municipal.

Además de lo anterior en el tema que mayor destaca el municipio es en el ámbito gastronómico, pues de aquí fue donde nacieron las tradiciones enchiladas potosinas; cuando doña Cristina Jalomo vertió por accidente chile rojo en la masa que preparaba para el almuerzo en el año de 1919, y que se ha convertido en más de 100 años en un platillo representativo y exquisito en la entidad.