Con el consentimiento de Rafael Pérez Rojas, Antorcha Campesina privatiza escuela en Mexquitic

En la comunidad de San Marcos Carmona, dentro del municipio de Mexquitic, un grupo de personas identificadas e integrantes del movimiento Antorcha Campesina, se han apropiado de manera autoritaria de las instalaciones del Bachillerato Comunitario «Damian Carmona», con el propósito de convertirlo en un negocio particular, a través de declararla una institución privada, de cobro y dirigida por personas de esta asociación.

Desde hace semanas, habitantes de esta localidad habían denunciado el «negocio» que representantes de Antorcha Campesina y el presidente municipal, Rafael Pérez Rojas,  también afín al grupo; estaban planeando hacer con este centro educativo. El fin era cambiar el acuerdo escolar de la institución: de ser un centro educativo comunitario a ser una institución privada, dirigida por dicha organización… y se cumplió.

El pasado 30 de septiembre, alrededor de 50 alumnos que acudían a tomar clases a este Bachillerato, fueron impedidos de ingresar, toda vez que personas adheridas al movimiento Antorcha rompieron candados y se apoderaron de las instalaciones, despojando a la comunidad de la escuela, cuyo terreno fue una donación de la misma localidad, y de lo cual se cuentan con las escrituras correspondientes.

Ahora, los estudiantes toman sus clases en un salón rentado por los propios padres de familia, en condiciones precarias y sin posibilidad de ir al sanitario.

Según la denuncia hecha pública, el Bachillerato Comunitario Damián Carmona es actualmente dirigido por esta agrupación, también le cambiaron el nombre a Instituto Camilo Arriaga, el mismo nombre de la red de escuelas que utilizan para presionar al gobierno; y comenzaron a pedir cuotas a los padres de familia.

Los afectados señalaron que el pasado 30 de septiembre se reunieron Rafael Pérez Rojas, alcalde de Mexquitic, quien les informó que se había pactado un compromiso con Antorcha Campesina y con el exdirector, Octaviano Patiño Cuevas, para que éste fuera concesionado a otra institución y que tomara su lugar una nueva persona, además de otorgar un techado y apoyo para uniformes escolares, «siempre y cuando la escuela la manejaran ellos».

Los padres de alumnos agregaron que los maestros fueron reemplazados por nuevas personas, quienes han mostrado nulo interés en la educación de los jóvenes, pues los nuevos «docentes» suspenden clases o se pasan la clase platicando de situaciones románticas personales.

Angustiados piden a las autoridades de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (SEGE) presentarse y poner legalidad al asunto, aunque declaran que el nuevo director del Bachillerato es quien amenza al directivo de la SEGE, para que no pueda hacer nada en su contra, ni removerlo, ni liberar las instalaciones de la escuela.

Ante a violencia que representa este grupo de personas, los padres de familia se han mostrado incapaces de recuperar el patrimonio de sus hijos, toda vez que se trata de un centro comunitario en beneficio de los habitantes y que hoy, han hecho negocio propio, como lo hacen con otros inmuebles, representantes de Antorcha.

Denunciaron que el que Rafael Pérez Rojas sea amigo de Antorcha, facilita este tipo de atropellos, pues el mismo persona del Ayuntamiento de Mexquitic es utlizado para agredir y favorecer las irregularidades de la asociacón.

Por último, aseguraron que harán las visitas necesarias a las autoridades para que se libere la escuela y no se privatice este Centro de Bachillerato.

Notas del mes

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.