Trabajador de Interapas se desnuda para poder reparar pozo dañado

Esta mañana, un trabajador de la Delegación del Interapas en Soledad decidió soportar las bajas inclemencias del clima y desnudarse, con el fin de realizar la reparación de un pozo dañado, en la colonia Hogares Obreros.

Desde temprana hora, una fuga de agua había dejado sin el vital líquido a cientos de familias de las colonias Privadas de la Hacienda y Hogares Obreros, al acudir personal de la Delegación se dieron cuenta que la única solución era sumergirse y poder cambiar un tubo de 6 pulgadas, sin embargo había un problema en el socavón: el agua desperdiciada llegaba hasta el nivel del suelo.

Fue así como este valiente trabajador, por pura voluntad y amor a su empleo, se semi desnudó para poder introducirse entre el agua sucia y de esta manera, reemplazar el tubo dañado.

Luego de una extensa jornada de labor, la avería quedo resuelta, restableciendo el servicio a los colonos de este sector.

Situaciones como esta son frecuentes y son a las que se enfrentan día a día empleados del organismo, quienes son mandados por sus jefes y quienes dan la cara a las carencias del agua, sin las medidas necesarias ni con el equipo adecuado para atender cada reporte.

Mientras ellos sufren y son testigos de la molestia social, sus directivos, en este caso el director de Interapas, Fermín Purata Espinoza y la delegada de Soledad, Natalia Castillo, dan órdenes desde la comodidad de su silla y escritorio, fingiendo trabajar con consignas, amenazas y señalamientos a su equipo.