Presidente del TECA, Alejandro Polanco, discrimina y maltrata a su personal, denuncian

Autoritario, arrogante y hasta discriminatorio es como el actual presidente del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA) de San Luis Potosí, Alejandro Polanco Acosta -quien por cierto desciende de la herencia maldita de Juan Manuel Carreras López-, es como hace y deshace con el personal a su cargo, a quienes agrede verbalmente, maltrata y amenaza con destituirlos. El caso más reciente es de un joven estudiante que labora en el TECA de nombre Héctor Uriel.

Gracias a que Polanco Acosta impone y defiende a amigos dentro del Tribunal, el ambiente se ha vuelto pesado e insoportable, por lo que aprovecha cualquier circunstancia para afectar laboralmente a quienes no son de su agrado, como es el caso de Héctor Uriel, quien ya interpuso una denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos por las agresiones del presidente priista, tras recibir discriminación por sus preferencias sexuales, amenazas a su estabilidad laboral y acusaciones infundadas.

“No te quiero afectar… demasiado”, fue el claro ataque hacia el joven empleado del TECA, luego de un comentario que llegó a oídos del autoritario, perezoso y negligente Polanco, para luego citarlo en su oficina y advertirle que será puesto a disposición, además de señalarlo de mostrar aversión contra el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE), institución que a todas luces es cómplice de esta violación a los derechos humanos y laborales.

De acuerdo a lo señalado por el afectado, en esa reunión con el presidente del TECA, se le hizo saber que después de ser puesto a disposición y si quería regresar a su puesto de trabajo, en donde por cierto no desempeña funciones acorde a su nombramiento, debía acceder a actos de “corrupción, abuso de poder o cohecho”.

Ponerlo a disposición es lo mejor que le podría ocurrir al joven estudiante, pues Alejandro Polanco es “conciliador”, pues otro jefe ya lo hubiera corrido, además de que permite que otro personal con negativos historiales laboren en la dependencia, “como Ana, que si maltrataba a los abogados en la Procu, tenia quejas de ellos por los maltratos, pero me quite todo tipo de prejuicios”.

Arrogante como suelen ser los priistas, el improductivo funcionario estatal le reclamó a Héctor Uriel dejarlo en visto en los chats de redes sociales aun cuando no tienen que ver con temas de trabajo, algo inaceptable para alguien de su calaña, pues a él, ni el secretario general de gobierno, ni magistrados, ni senadores lo ignoran.

Esta conversación quedó grabada en audio y fue entregada por el afectado en su denuncia en la CEDH, en la cual pide como medidas de protección que se le restablezca en su espacio de trabajo en condiciones laborales sin abusos ni arbitrarios, además de pedirle a Alejandro Polanco se “se abstenga de cualquier molestia, maltrato, perturbación, represalia o actos tendientes a afectarme en mi estabilidad laboral y las condiciones de trabajo en las que me venía desempeñando”.

Se espera que la presidente de la CEDH haga su trabajo e impere el respeto a los derechos laborales y humanos del denunciante, quien apenas va comenzando su carrera en Derecho y ya sufre los primeros bloques profesionales por parte de quienes se sienten intocables.

Cabe destacar que Alejandro Polanco ha sido denunciado desde que fue nombrado como presidente del TECA de hacer masiva rotación de personal, lo que ha derivado en el retraso de resoluciones laborales de cientos de trabajadores que han denunciado abusos de poder en San Luis Potosí; lo más reciente fue el reclamo que hizo la abogada Tere Carrizales por el tortuguismo que impera en el TECA por su denuncia interpuesta hace años y de lo cual no hay avances. A ver si el funcionario se pone a trabajar, motiva a su personal y deja de estarle poniendo el pie.