Luego de intento de feminicidio en la Ciudad Judicial, toman medidas extremas al ingresar

En estos últimos días, empleados del Poder Judicial en San Luis Potosí, se han encontrado con la sorpresa de que al ingresar a su centro de trabajo, deben ser revisados de pies a cabeza  para evitar entren con armas de fuego, armas blancas o cualquier otro objeto, con el «fin de lastimar a alguien».

Esto, se está implementando luego de que el pasado 10 de julio, un hombre intentara asesinar a su ex pareja, una mujer empleada de esta institución, a quien solo logró herir de un brazo.

Como consecuencia, y debido a las criticas hacia Juan Pablo Almazán Cué, presidente del Poder Judicial,  se giró la orden de que hacer una enorme fila de empleados al ingresar a las instalaciones, con el objetivo de revisarlos y asegurar que no llevan ningún arma, entre su ropa.

Esta medida extrema, ha generado controversia y disgusto de parte de los funcionarios, ya que de por sí, llevan tarde a las oficinas por cuestiones de tráfico, familia u otras razones, al buscar un estacionamiento, y ahora deberán llegar a un más temprano para formarse y esperar su turno a ser revisados.

Señalan que, además, los procesos dentro de las oficinas son tardados, pues con esta arbitrariedad, las personas tardarán el doble en ser atendidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Molestos, han cuestionado si también en las juntas de conciliación programas para la resolución de casos, esperarán las personas involucradas, puesto que consideran una acción inservible el tener que esperar en una larga fila, para entrar a trabajar y firmar un libro que no alcanza para todos.

Decididos, algunos trabajadores han comenzado a organizarse y manifestarse por la imposición de medidas poco favorables, que solo generan daño a la productividad de sus funciones.

Juan Pablo Almazán Cué, no ha dado posición alguna ante este nuevo hecho de incongruencia, aunado a los maltratos y hostigamiento que ejerce en contra de empleados que no siguen su línea.

Notas del mes

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.