Gabino Morales se paraliza ante manifestación de estancias infantiles

Luego de que representantes de distintas estancias infantiles iniciaran un recorrido por la Avenida Venustiano Carranza, con la finalidad de pedir apoyo al Gobierno del Estado, ante el recorte presupuestal que sufren, por parte del gobierno de México, Gabino Morales acudió al lugar para tratar de dar una respuesta, no obstante, dejó más intranquilas a las manifestantes.

Alrededor de unas 200 personas, mujeres en su mayoría, caminaron por un gran tramo de la avenida Carranza, hasta llegar al cruce con Avenida Reforma. Ahí, el delegado estatal de los programas federales llegó para dialogar con ellas, cosa que luego de unos minutos, no se pudo concretar, debido a que Morales Mendoza no dio respuestas claras ante los cuestionamientos de las representantes.

La principal inconformidad de las portavoces de las estancias, es el desamparo por la implementación del nuevo programa federal que dará apoyo en efectivo de forma directa a los padres de los menores, y de haber eliminado un recurso que se destinaba a estos centros de cuidados a menores.

Ahí, explicaron que en la zona metropolitana, son casi 6 200 niños, los que se verán afectados. «Hay niños que ya retiraron a los menores, por que como no hemos recibido dinero del gobierno federal, se les ha tenido que avisar a los padres que ya se les va a cobrar como una estancia particular».

Explicaron no coincidir con las reglas de operación del nuevo programa, pues excluye a las madres que cuentan con afiliación al Seguro Popular e IMSS, asi mismo deja fuera a algunos municipios, entre ellos la Capital.

Ante los señalamientos, Gabino Mendoza actuó tibio y solo intentó defender la postura oficialista con contradicciones, hasta que en determinado momento, les dijo que era «lo único que podía ofrecerles», para ser abucheado de inmediato con expresiones de: «Fuera Gabino».

Más tarde, el delegado platicó con los medios de comunicación y algunos otros inconformes que lo volvieron a abordar. Nuevamente, se paralizó y no respondió contundentemente.