Carreras López calla, sobre señalamiento de que él está detrás de candidatura de Mónica Rangel

Esta mañana, una columna periodística exhibió parte de una conversación entre Mónica Liliana Rangel, candidata de MORENA a la Gubernatura y un hombre -de quien no se sabe su identidad- en donde acepta estar recibiendo ordenes y el apoyo directo de Juan Manuel Carreras López, gobernador de la entidad, para dirigir su camino político y garantizarle al gobernador su séptimo año en paz y tranquilidad, si ella gana.

Parte del texto publicado en el diario Pulso, cuyo contenido puede consultar en el siguiente link: COLUMNA LAS NUEVE ESQUINAS PULSO; desmantela las verdaderas intenciones de Mónica Rangel como abanderada de MORENA, un partido que usó para conseguir siendo fiel a su partido y a su mentor, Juan Manuel Carreras. En este audio, que no ha sido dado a conocer por completo, la extitular de los Servicios de Salud, acepta no ser de izquierda, sino centralista (entre derecha e izquierda). También expresa que el Gobernador le ha dado consejos durante todo este proceso interno que ha vivido en el partido, entre ellos el de “soltar la lagrima”, para hacerse una mártir y que le crean su falsa sinceridad e insensibilidad.

Al cuestionarle al mandatario estatal, Carreras López, de estos señalamientos, se escudó fácilmente con una carta que envió apenas hace días el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en donde exhorta a todos los gobernadores a no entrometerse en el proceso electoral.

Con esta excusa, Carreras López se deslindó de las acusaciones gravísimas que se destapan en la columna “LAS NUEVE ESQUINAS” y dijo “yo no puedo estar entrando al tema de las especulaciones de cualquier candidato. Quiero estar muy claro de que nosotros, en el Gobierno, lo que tenemos que ofrecer es neutralidad y ese es el compromiso que tenemos”.

Agregó que mantendrá una postura neutral a cualquier circunstancia político-electoral, “no lo he hecho antes, no lo haré ahorita y tampoco durante lo que reste del proceso electoral”.

Bendita carta de López Obrador que llegó justo antes de que se exhibiera la presunta mano del gobernador en la elección de candidata de MORENA, pues aunque Carreras López diga que no se meterá en el proceso, ya lo hizo y lo hizo a manos llenas. Las opiniones que deriven de ello, son vanas y nada importantes que lo que ya habría hecho de manera sistemática, para que Mónica Rangel haya sido la abanderada.

Le llueve sobre mojado a Rangel Martínez, está acorralada, no encuentra la salida para hacerse de una buena imagen ante los potosinos, que no olvidan un posible desfalco de hasta 500 millones de pesos que no han sido solventados en la Secretaría de Salud, mientras ella estuvo a cargo.

Si antes había señalamientos de que ella es la candidata del Gobernador, ahora, no quedan mínimas dudas, algo que la militancia morenista no le perdonará y seguirán buscando su caída en la candidatura a toda costa.