Auditora de SLP, Rocía Cervantes, encubre a Carreras y Nava en cuentas públicas 2020

La titular de la Auditoría Superior del Estado, Rocío Elizabeth Cervantes Salgado, se ha convertido en la gran encubridora del ex gobernador Juan Manuel Carreras al observarle apenas mil 35 millones 441 mil 591 pesos de la cuenta pública de 2020; una cantidad irrisoria cuando en ese año de pandemia el saqueo se generalizó en todo el gabinete estatal.
Por recomendación de Carreras, Rocío Cervantes fue designada en el 2017 primero como encargada y luego como titular de la ASE tras el escándalo de la “Ecuación Corrupta” en el Congreso del Estado y la renuncia “por motivos de salud” del auditor José de Jesús Martínez Loredo, alias “La manzanita” en junio de ese año, pero también dejaría otros pendientes como la “fiesta fantasma” por la que la ASE pagó 700 mil pesos.
Desde entonces la labor de la auditora Cervantes ha consistido en echarle tierra a la “ecuación corrupta” y al desvío de recursos en la propia ASE, no presentó ninguna denuncia ni amplió las investigaciones en contra de Martínez Loredo.
En septiembre del 2020 la Asociación de Abogados Postulantes exigió la renuncia de Cervantes Salgado por el rezago de más de 2 mil expedientes y no investigar las denuncias contra los Servicios de Salud y el saqueo en la institución, y pagar laudos millonarios a ex funcionarios de la ASE relacionados con la “Ecuación Corrupta”.
Formada en la “escuela” de contadores y auditores como Óscar Alarcón y Jesús Conde, Cervantes Salgado recibió instrucciones precisas de Carreras López para que ocultara y minimizara las diversas anomalías del pasado sexenio desde el 2017 hasta el 2021, y lo ha hecho al pie de la letra.
Pero está dejando muchas pistas de que las auditorías practicadas para la cuenta del 2020, fueron muy laxas y superficiales para garantizar a Carreras un séptimo año gozando todo lo que se llevó sin preocupaciones.
Desde el pasado proceso de la entrega-recepción se advirtió que hay elementos para la configuración de diversos delitos como enriquecimiento ilícito, desvío de fondos públicos y peculado, entre otros.
La lista de posibles denunciados es encabezada por el propio exgobernador Carreras y sus ex colaboradores Mónica Rangel (Salud), Daniel Pedroza (Finanzas), Alejandro Leal (General de Gobierno), Leopoldo Stevens (Seduvop) Jesús Medina (CEA) y Enrique Martens (invernaderos Santa Rita, por mencionar algunos de los personajes que representan la llamada “Herencia Maldita”.
Por lo saqueado durante todo el sexenio, Carreras es ubicado en la lista de los ex gobernadores más ladrones de los últimos años y que han pisado la cárcel como Javier Duarte de Veracruz, Tomás Yarrington de Tamaulipas, César Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo, Guillermo Padrés de Sonora, entre otros.
La titular de la ASE Rocío Cervantes también ha tendido un manto de impunidad al ex alcalde Xavier Nava Palacios, a quien solo le observó 70 millones de pesos cuando se detectaron diversos casos de corrupción que arrojan una cantidad muy superior a esa que reportó en el informe de la cuenta municipal 2020.

Notas del mes

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.