Apple ralentiza modelos viejos de iPhone, para obligar a usuarios a comprar los más nuevos, denuncian

Existen rumores acerca de cómo es que la gente se ve obligada a comprar los modelos nuevos de equipos Apple, cada vez que que sale uno más reciente; uno de ellos, es que es la propia marca la que hace lentos y dificultosos a los viejos aparatos, a fin de inducir a los clientes a comprar el más nuevo.
Esto, se confirmó gracias a una demanda en Estados Unidos, por parte de 33 estados, contra Apple, que deberá pagar 113 MDD a usuarios por haberlos engañado y ocultarles información importante.
La firma que dirige Tim Cook admitió hace ya tiempo que había ralentizado el funcionamiento de modelos de iPhone antiguos como el 6 y el 7 mediante las actualizaciones del sistema operativo iOS, con el objetivo, según la compañía, de compensar la capacidad más limitada de sus baterías y prevenir así que los dispositivos se sobrecargasen y apagasen.
Pero, algunos clientes y consumidores de Apple, señalaron que las ralentizaciones a equipos viejos, sólo logró que se dañasen, que empeoraran los sistemad operativos y asi, tenian que adquiriilos equipos más recientes.
El pasado marzo, la firma de la manzana mordida ya alcanzó otro acuerdo extrajudicial por el mismo motivo, en ese caso ante una demanda colectiva presentada por usuarios a los que aceptó pagar un total de 500 millones de dólares.
Un elemento clave del caso es que aunque la práctica de Apple de ralentizar los iPhone para prevenir problemas con las baterías no fuese ilegal, según los abogados el hecho de que la empresa no lo comunicase abiertamente a los afectados les hizo creer que se trataba de un problema de obsolescencia de sus teléfonos y les llevó a comprar nuevos modelos.
Siempre según los abogados de los demandantes, de haber sabido el motivo por el que sus teléfonos se habían ralentizado, los usuarios podrían haber reemplazado la batería en lugar de comprar un nuevo dispositivo, lo que hubiese tenido un coste económico mucho menor.