Poco humilde, altanera y “oscura”: reciente presentación de Los Ángeles Azules en la FENAPO

La presentación de Los Ángeles Azules, en el Teatro de Pueblo de la Feria Nacional Potosina (FENAPO), resultó ser muy distinta a lo acostumbrado y anteriores actuaciones en SLP, luego de algunos incidentes, antes y durante su presentación.

Como es costumbre, los medios de comunicación que acudieron a cubrir la rueda de prensa, que de rueda solo el nombre, pues los integrantes de esta famosa agrupación se presentaron ante los medios antes de subir al escenario, en un espacio lineal y en donde apenas y los reporteros podían hablar, cuando existe un área especial para llevar a cabo las ruedas de prensa de cada artista.

Lo anterior, lo denunciaron diversos reporteros de la fuente, quienes explicaron que los integrantes de la famosa agrupación salieron al pasillo de entrada, acompañados por diversos elementos de seguridad, lo que impidió que pudieran realizar su trabajo de la mejor manera, ya que no había forma de fotografiar y acercar su micrófono.

Aunado a esto, se informó que existió una selección muy estricta de los medios que sí podían entrar a cubrir la rueda de prensa.

Al cuestionar a los músicos del incómodo momento, optaron por desviar una respuesta adecuada y prefirieron seguir hablando de sus proyectos musicales. Que, aunque a un reportero eso es lo que debería interesarles, tampoco es correcto el trato que se les dio.

Minutos después de la apretada rueda de prensa, salieron al escenario, frente a un Teatro del Pueblo abarrotado, por miles de potosinos que llegaron desde temprana hora a cantar sus exitosos temas.

De repente, en medio de sus interpretaciones, un problema técnico hizo que todas las luces se pagaran y ellos a oscuras quedaran. En ese instante, las rechiflas de sus seguidores no se hicieron esperar y entre gritos de ánimos y otros de burlas y abucheos, los músicos permanecieron perplejos frente a la gente sin poder continuar con el show.

La gente les gritaba “a capela” “a capela”, y ellos seguían sin decir palabra alguna.

Fueron alrededor de 15 minutos, en los cuales, seguramente, enfurecieron. Pero al cabo de ese tiempo, el concierto pudo proseguir.

Entre reporteros, se escuchaban comentarios acerca de que “el karma si existe”, en referencia al anterior desplante hecho hacia ellos.

Se sabe que en los últimos meses, Los Ángeles Azules olvidaron el significado de la humildad y agradecimiento, debido al rotundo éxito que han estado registrando en la venta de su música y el lleno de instalaciones donde se presentan.

Medios potosinos en la fuente de espectáculos y cultura, lamentaron la altanera actuación de los integrantes de la agrupación y recomiendan no seguir expresándose así, pues “el karma si existe”: