EL RADAR/ El Gallardismo, enemigo a vencer; preparan nuevo golpe mediático

Gustavo Barrera López, abogado intrascendente, cuyo mayor logro ha sido un enriquecimiento a costa de falta de escrúpulos y por mantener relación directa con saqueadores de tierras en el estado potosino, es un ex político ligado a gobiernos priístas, de las cuales, en los últimos años, ha obtenido solamente desprestigio y la espalda de los potosinos.

De este personaje, se sabe que ha servido y está a la orden, a través de sus mañas, a la política de la clase alta.

De esta manera, ha trascendido que, ahora, se planea un golpe político, orquestado por el alcalde de la Capital, Xavier Nava Palacios y Gustavo Barrera, en contra del Diputado Federal, Ricardo Gallardo Cardona.

Algunos colaboradores de tal alcalde sienten que su pecho no es bodega, y han platicado con periodistas de su confianza, que esa alianza de Xavier Nava y Gustavo Barrera, la cual tiene el fin, según ellos, de seguir golpeteando mediáticamente a líderes y representantes del gallardismo.

En días pasados, durante la intensa campaña de medios que traen para difundir ataques contra la pasada administración de la capital, al mismo tesorero Rodrigo Portilla Díaz lo escucharon decir a uno de sus acompañantes que seguirían con la estrategia de desprestigio, ahora contra otros dirigentes de la gallardía.

Luego realizaron un colorido montaje sobre el presunto pago millonario a un empleado fantasma.

Junto a esa pantomima, la alcaldía de la capital instrumentó también la activación de “golpeadores políticos”, como el conocido Juan Antonio Rodríguez Chessani, quien junto a otros violentos activistas fueron el pasado jueves 12 de abril a lanzar furibundos ataques en el Congreso del Estado.

Poco importa que esa nómina municipal esté ya revisada y avalada por organismos federales y estatales de auditoría, porque lo que se busca es seguir generando de manera permanente una campaña contra todo lo que huela a gallardismo, pues Nava ve a Ricardo Gallardo Cardona como el rival más fuerte a vencer en las elecciones para gobernador en el 2021.

Y aquí es donde entrará a hacer sus funciones el ya autodenominado mago jurídico de la comarca, el mismo Gustavo Barrera López, quien, nos informan, se ha ofrecido a realizar sus prestigiados oficios jurídicos sin cobrarle un centavo a Nava Palacios.

Quienes conocen de estas cosas saben que, con personajes como Barrera López, es peor cuando no cobran sus honorarios, pues pretenderán luego con toda seguridad desquitarse a través de relaciones, negocios, trámites y otros pagos en especie.

Eso a Nava quizá le tenga sin cuidado, pues no pagaría él de su bolsillo (ni siquiera con el aumento de sueldo que se dio al entrar como alcalde), sino los contribuyentes potosinos, de una u otra manera.

La encomienda que tendría Barrera López y su despacho sería la de presentar demandas contra el ya citado diputado federal Ricardo Gallardo Cardona.

No importa que esas demandas que interponga nunca prosperen (como no ha prosperado ninguna denuncia que Nava ha hecho contra las anteriores autoridades), lo que se busca es más golpeteo, y desprestigio en medios contra los líderes del gallardismo.

Esto parece confirmarse con versiones provenientes de los mismos círculos báquicos del abogado versado en ciencias ocultas, ya que, en algunos de sus delirios etílicos (léase “borracheras”), ha llegado a comentar que será un placer para él ayudar a alejar al gallardismo del gobierno estatal; y que, además, a cambio, solo pediría algunos “favorcillos” al Ayuntamiento, como es, por ejemplo, el cambio de uso de suelo en grandes extensiones de tierra.

¿Cómo pretendería este brujo fifí enderezar demandas contra Gallardo Cardona, quien no ha sido funcionario desde que fue alcalde de Soledad?

Al parecer eso no es problema para Barrera, recordemos: “El verdadero arte del abogado es hacer magia”.

Bajo esa tónica, se buscaría culpar al “Pollo” por presuntos malos manejos del INTERAPAS, cuando fue alcalde, aunque tal organismo del agua sea intermunicipal y a cargo de San Luis Potosí capital, Soledad de Graciano Sánchez, y Cerro de San Pedro.

Aparte de las informaciones que provienen de diversas fuentes, existe el precedente de que ya Gustavo Barrera litigó contra las corrientes gallardistas en San Luis, Soledad, y otros municipios, pues en las pasadas elecciones estuvo llevando a cabo sendas demandas contra sus candidatos.

Fueron varias los juicios que promovió para diversos candidatos de MORENA y otros partidos. Y todos los perdió.

Incluso, en su desesperación, se le veía litigar penosamente en las redes sociales, al grado de que jóvenes abogados que peleaban contra él en tribunales se burlaban y le decían en sus mismas redes: “Lic., esto se gana en tribunales, no en las redes”.

Claro que las mentadas redes no le sirvieron de nada, tampoco los solapados intentos de chantaje que difundió desde esos mismos espacios contra magistrados electorales.

Perdió en todas las instancias una demanda que llevó a favor del morenista Juan Carlos Velázquez Pérez, el “Famyto”, y en contra del hoy alcalde reelecto Gilberto Hernández Villafuerte.

Lo mismo le ocurrió a su despacho en varias otras impugnaciones donde defendía a diversos candidatos.

Con esa mala racha que se carga, sería bueno que el abogado mago revisara bien sus brebajes, pócimas, hechizos, y conjuros, al menos para que no vuelva a hacer otra vez el ridículo.

Esta alianza Nava-Barrera para generar otra campaña negra contra Gallardo Cardona puede ser la segunda temporada de ataques que los potosinos veremos de la actual alcaldía contra el gallardismo.

La idea ya no es solo seguir atacando a Ricardo Gallardo Juárez, el ex alcalde capitalino, sino también afectar a Ricardo Gallardo Cardona.

Sería una andanada mediática basada en supuestos motivos jurídicos, quizá tan inciertos como han sido hasta hoy todos los que ha lanzado Nava.

Sobre los cuales no hay un solo detenido, tampoco autoridad que le haga caso, quizá porque los escándalos mediáticos que genera son en realidad refritos de hechos ya revisados y dictaminados por las autoridades responsables.

Esa es la apuesta del nieto de Salvador Nava Martínez, jugada en la que está poniendo todas sus canicas.

En tanto, la ciudad se le descompone cada vez más a causa del descuido en parques y jardines, a la falta de iluminación, de agua potable; a la inseguridad que arroja todos los días asaltos, ejecuciones, intentos de linchamiento.

Y a faltas de transparencia, actos de nepotismo, derroches, y corrupción de distintos tipos, como es el uso de facturas falsas y contratos millonarios sin licitación.