¡Pasillo si sirvió! Atlético de San Luis se quedó con el Clásico de la 57

  • Con goles de Pablo Barrera y German Berterame, los rojiblancos derrotaron a los Gallos Blancos 

Luego de un emotivo y colorido pasillo en las inmediaciones del estadio Alfonso Lastras, Atlético de San Luis logró triunfar en el llamado Clásico de la 57 al superar 2-1 a Querétaro en el estadio Alfonso Lastras, partido que marcó el arranque de la Jornada 14 del torneo Guard1anes 2020 de la Liga Mx.

El equipo rojiblanco generó las primeras jugadas de peligro de la mano de Anderson Julio y Pablo López, aunque los intentos de ambos futbolistas se quedaron cerca de romper el cero. El partido bajó el ritmo y las faltas comenzaron a darse a los 20 minutos del encuentro.

Al 27 de tiempo corrido, los rojiblancos se fueron al frente gracias a un tanto de Germán Berterame, quien aprovechó un rebote de Gilberto Alcalá para anotar el 1-0. Aunque Querétaro modificó con el ingreso de Omar Arellano y Omar Islas, no logró recortar distancias antes de finalizar los primeros 45 minutos.

En el segundo capítulo, las faltas y tarjetas amarillas llegaron para ambos equipos, sin embargo, las llegadas fueron a cuenta gotas y sin peligro sobre la puerta rival. Matías Catalán entró por Atlético mientras que Gallos quemó sus cinco cambios tras completarse 75 minutos de juego.

En la recta final, un error en la salida de los locales culminó con el balón en el atacante Ángel Sepúlveda, quien cedió el esférico para Fernando Madrigal, el ex rojiblanco acomodó el cuerpo y con pierna derecha definió al poste más lejano de Axel Werner para el 1-1.

Cuando parecía que el partido ya estaba definido, Pablo Barrera recibió un trazo largo del guardameta Werner, tras dos botes y falta de comunicación, el canterano de Pumas definió con un toque sutil y elevado para poner el 2-1, marcador final que decretó el triunfo local ante el odiado rival.

En la siguiente fecha, Atlético de San Luis visitará en Torreón a Santos Laguna, mientras que los Gallos Blancos recibirán en Querétaro a los Rayos del Necaxa.

Por Rodrigo Martínez