Mujeres deportistas le entran al entretenimiento porno, ante la crisis por COVID-19

La luchadora belga, Cindy Dandois, se suma a la piloto australiana, Renee Gracie, como una de las deportistas que se unió a la industria del entretenimiento para adultos.

La peleadora de Artes Marciales Mixtas, Cindy Dandois, es madre de cinco hijos y decidió entrar en el mundo le pornografía ante la crisis por falta de combates y cierre de su gimnasio, que se vieron afectados por el coronavirus, esta luchadora, con 35 años de edad, nacida en Bélgica, tomó esta decisión ya que no recibía ingresos de ningún lado y tenía que alimentar a sus hijos.

“Perdí mi gimnasio durante este confinamiento por el coronavirus. Sin ayuda de nuestro gobierno y con mis peleas canceladas, me ha dejado con grandes problemas financieros”, escribió en sus redes sociales.

Es por eso que, ante esta crisis, la luchadora abrió una cuenta en una página de contenido para adultos llamada Only Fans, una red social que da acceso a fotos y videos íntimos y sexuales a cambio de una suscripción que va desde los 5, 20 y hasta 46 euros mensuales, con el fin de ganar dinero suficiente para reabrir su gimnasio.

Otra deportista que se encuentra en esta industria es la expiloto australiana, Renee Gracie, que también tiene una cuenta en la página Only fans donde asegura estar ganando más de 11,200 euros diarios, y comenta no arrepentirse de dejar el mundo de los autos para ganarse la vida enseñando su cuerpo.

“Es lo mejor que he hecho en mi vida. Esta decisión me ha puesto en una situación financiera con la que nunca podría haber soñado, y la disfruto”, aseguró la expiloto.

Un caso más de una deportista que entro al entretenimiento para adultos fue el de la ex gimnasta artística holandesa, Verona van de Leur, quien paso de ser subcampeona de Europa en 2002 y hasta nominada a mejor atleta en su país, a terminar haciendo películas para adultos después de vivir en la calle.