¡Fracaso mundial! España, el favorito, decepcionó ante Marruecos

¡Fracaso mundial! España, aquella selección que goleó en fase de grupos 7-0 a Costa Rica y que todo el mundo daba como favorita para levantar el título, se fue en la ronda de octavos de final tras caer 3-0 en tanda de penales ante Marruecos, partido que se jugó en el Education City Stadium y que demostró el buen futbol del conjunto africano.

Como se esperaba, los Leones del Atlas fueron dominados sin problema por La Roja. España con el “Tiki-taka” intentó perforar las dos líneas defensivas de los africanos, pero se quedó con las ganas de anotar en los minutos iniciales.

El portero marroquí Yassine Bounou participó constantemente para jugar con los pies cuando su equipo buscaba bajar la intensidad del encuentro. Un error en la salida casi le cuesta el juego a sus compañeros, sin embargo, un fuera de lugar de Gavi anuló el peligro ibérico.

Pasada la primera media hora de partido, Marruecos jugó al contragolpe y esporadicamente presionó la zaga española. Noussair Mazraoui puso en peligro la puerta de Unai Simón con un disparo desde fuera del área, el cual fue controlado sin problemas por el arquero del Athletic de Bilbao.

En la recta final, Álvaro Morata e Iñaki Williams entraron de cambio, pero no consiguieron perforar la portería de Bono. Lo anterior, obligó que el encuentro se fuera a tiempos extras. Ahí, Walid Cheddira fue el jugador más desequilibrante, sin embargo, la falta de ritmo y puntería impidió al delantero del Bari anotar el gol de la victoria.

Tras completarse los tiempos extras, marroquíes y españoles fueron a la tanda de penales. Los africanos anotaron con Abdelhamid Sabiri, Hakim Ziyech y Achraf Hakimi, mientras que falló Badr Banoun. Por los ibéricos erraron Pablo Sarabia, Carlos Soler y Sergio Busquets.

Ahora, España jugará en cuartos de final contra el ganador de la llave entre Portugal y Suiza. El encuentro de la siguiente fase se desarrollará el sábado 10 de diciembre a las 9:00 horas.

Notas del mes

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.